Seguidores

Google+ Followers

La caja en blanco

lunes, 7 de noviembre de 2016

Mi primer sashiko

Me encantan las telas y bordados japoneses. Y de entre ellos, descubrí recientemente la técnica del sashiko, que es en realidad una técnica de acolchado, de la que podéis obtener muchísima información en la web, por ejemplo en alguna de estas páginas:




Los motivos seguidos para lo que fue el acolchado en su origen han acabado transformándose en bonitos bordados geométricos de líneas limpias y sencillas. Aunque si bien su aspecto es sencillo, su ejecución no lo es tanto, porque hay que tener en cuenta ciertas premisas que no siempre resultan fáciles. En estas otras direcciones tenéis tutoriales bastante visuales de la técnica correcta.

Y motivos gratuitos en esta otra dirección.

Como todo, la manera de aprender y mejorar es practicar: en mi caso, eso significa lanzarse al ruedo casi directamente, porque me aburre practicar sin un objetivo inmediato y necesito pensar en un acabado para animarme. Así que para empezar con la técnica he hecho esta funda de móvil para mi hermana, utilizando para el interior una tela japonesa en este color tan bonito que me recuerda al aceite de oliva; y para el exterior el acolchado en sashiko, utilizando 3 cabos de hilo mouliné del mismo color sobre una tela azul marino de composición desconocida (tengo un retal como para cubrir la torre Eiffel).

sashiko, bordado, embroidery, broderie, phone case, funda móvil, boquilla

Nunca había utilizado una de estas boquillas. La forma de trabajar es igual que para otros monederos de boquilla, en mi caso he hecho un estuche rectangular plano. Primero acolché la pieza con la que haría la parte exterior, uniendo la tela azul marino a una capa finita de guata. Con esa pieza confeccioné la funda rectangular exterior, cerrando solo el lado corto inferior. Luego cosí el interior de la funda usando solo la tela japonesa, cerrando también el mismo lado pero dejando una pequeña abertura para girarla. Hecho esto, metí la funda exterior dentro de la interior, teniendo en contacto los dos lados del derecho. Por último, cosí juntas las dos fundas por el borde, dando la vuelta al conjunto a través de la abertura dejada en la funda interior, metiendo la funda interior en la exterior y planchando bien. Este es el momento en que se hilvana y cose la boquilla.

sashiko, bordado, embroidery, broderie, phone case, funda móvil, boquilla

sashiko, bordado, embroidery, broderie, phone case, funda móvil, boquilla

El bordado tiene sus imperfecciones porque es el primero que hago, pero seguro que los próximos quedan mucho mejor. ¿Qué os parece?


7 comentarios:

  1. Me parece que te ha quedado muy bonito.Bss

    ResponderEliminar
  2. Que bonito!!! Mw gusta muchisimo!!! A ver si me hago la mia que tengo desde hace tiempo la boquilla esperando!! Besos

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito!!! y la tela interior me encanta!!! yo también me he estrenado con el boro, pero he utilizado puntadas libres, menos exigentes que las tuyas. La boquilla todavía no me la he comprado, pero me encanta como quedan.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Que buena explicación!
    Me viene de perlas,estoy haciendo una funda con este mismo modelo,enntelas japonesas y ahora lo estaba bordando.
    Aunque ya he hecho monederos esta forma en L es algo complicada,por lo q seguiré tus instrucciones..
    El shashiko me encanta,da un toque único al acabado!Preciosa funda!
    Me encanta,este post,tu forma de contarlo y la labor q has hecho.
    Gracias!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues me parece que te ha quedado ideal! No conocía esta técnica y me ha gustado mucho como te ha quedado, y tampoco sabia que existieran este tipo de boquillas, ya ves que ha sido una sorpresa tras otra! Un trabajo precioso!
    Un besillo!

    ResponderEliminar
  6. Me parece precioso!!! te ha quedado genial, otra cosa para probarrrr.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar